1 – Fe y Razón

¿Qué es la fe? ¿Por qué creemos los cristianos lo que creemos? La verdad es que he escogido como primer tema, quizás el más difícil de todos. Lo cual está genial porque me ha hecho a mi mismo ahondar en las raíces de mi fe y aumentar todavía más la certeza en lo que creo.

La fe es un don y una virtud. Un don porque es algo que nos da Dios si tenemos el alma bien dispuesta y una virtud porque requiere de un acto voluntario del ser para realizar la acción de creer.

La fe como don.

La fe, ante todo, es un don. Es una gracia que concede Dios a quien Él quiere. Esto quiere decir que por mucho que pongamos toda nuestra voluntad en creer, si creemos realmente, es solamente porque Dios quiere. Este don por tanto, como regalo más grande que hemos podido recibir, hay que guardarlo como un tesoro, ya que, al igual que hemos recibido la fe, podemos perderla si la descuidamos.

La fe como virtud.

Al igual que el vicio es un mal hábito adquirido, la virtud, es un hábito bueno adquirido mediante la repetición de actos. Uno no nace siendo recio, sino que ha de realizar de manera habitual actos para vencer la pereza. A medida que uno se “acostumbra” a vencer la pereza, va adquiriendo la virtud de la reciedumbre. La fe, como cualquier otra virtud, es un hábito bueno. Una persona, se convierte en un hombre de fe mediante la repetición de actos de fe. Una persona incrédula, acostumbrada a desconfiar de todo, será incapaz de llegar nunca a tener una fe sobrenatural. Pero ¡ojo! Que esto no significa que uno tenga que ser un ingenuo que se crea todo lo que le digan. Porque (aquí viene el punto más importante) la fe, es racional. Es decir, que uno no se tiene que creer cualquier cosa, sino solo lo que es razonable creer.

La fe católica siempre ha necesitado de la razón. Esto no significa que la fe sobrenatural sea una consecuencia lógica de la razón, sino que ésta fe no puede prescindir de la razón.

“La fe es una decisión verdaderamente humana por Dios y por Cristo; y, siendo humana y responsable, tiene que ser por ello mismo razonable. No se puede tomar una opción que compromete la vida entera de modo irracional e irresponsable. La fe sobrenatural, que es un don de Dios, no deja de ser una decisión libre y responsable; por ello mismo ha de examinar seriamente los motivos que tiene para creer.”1

Transmisión de la fe.

Jesucristo dijo: «id por todo el mundo proclamando el Evangelio a toda la humanidad» (Mc 16,15; Mt 18,20). Habréis comprobado, que los cristianos, no nos limitamos a vivir la fe de manera individual. Todos los cristianos tenemos como misión proclamar el Evangelio; tenemos como deber transmitir nuestra fe. «Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis» (Mt 10, 7-15). Por esta razón, el cristianismo no podrá nunca limitarse al ámbito privado, nadie podrá recluir nunca nuestra fe exclusivamente en parroquias y conventos, sino que se reflejará en cada uno de los aspectos referentes a la vida del cristiano, en cada una de sus actividades ordinarias. En todo momento, el cristiano ha de ser un reflejo de Cristo, IPSE Christus, el mismo Cristo.

Normalmente la transmisión de la fe, se realiza de padres a hijos. Esto, no significa que todos los padres cristianos tengan per se hijos cristianos, ni que los padres no cristianos no puedan tener hijos cristianos. Desde pequeños, vamos mamando de nuestros padres las enseñanzas del cristianismo y, hasta una determinada edad, muchos creemos porque nuestros padres creen; porque es lo que nos han enseñado desde pequeños. A veces se puede llegar a pensar que esto es como los Reyes Magos, que cuando uno es mayor, se da cuenta de que son los padres y deja de creer porque “sabe la verdad” (Espero con esto no haber fastidiado a nadie…). Con la fe lo que sucede es que cuando uno tiene uso de razón, lo que tiene que hacer es dejar de creer por lo que digan sus padres o por pura inocencia o ingenuidad y empezar a creer apoyado firmemente en la razón, empezando a creer por uno mismo.

Para terminar quiero dejar un enlace a una grabación de una conferencia del padre José Antonio Sayés que se titula: “Fe y Razón”. Esta conferencia realmente merece la pena escucharla y meditarla. Solo perderéis media hora de vuestra vida. Podéis ponérosla en vuestro iPod o mp3, en el coche, o donde queráis.

http://www.ivoox.com/fe-razon-audios-mp3_rf_154825_1.html

1 Razones para creer, José Antonio Sayés. # ISBN:84-285-1478-X

Anuncios

Presentación

Hola Mundo!

Se nota que  soy informático ¿eh? jejejej

Frente a noticias sobre la Iglesia, religión, eutanasia, aborto, homosexualidad, sida y temas similares, se oyen comentarios de la gente del estilo… ¿Todavía hay gente que piensa así? ¿Cuándo aprenderán estos católicos…? ¿Qué tendrá esta gente en la cabeza? Pues bien, con este blog, quiero dar respuesta a estas preguntas. Desde esta humilde página, quiero mostrar de alguna manera el punto de vista de los cristianos frente a los principales problemas del mundo.

A mí como cristiano católico practicante, ¿Qué me lleva a pensar como pienso? ¿Pienso? O solo soy un borrego que se cree todo lo que le dicen los curas… ¿Qué creo? ¿Por qué creo lo que creo?

Bien pues en mi primera entrada ya os adelanto que sí que pienso por mi cuenta y qué en general los cristianos no creemos ciegamente todo lo que aprendemos de la Iglesia porque sí, sino que todo lo razonamos y, apoyándonos en la fe, vamos siempre en busca de la Verdad.

A los que estéis radicalmente en contra de la opinión de la Iglesia en estos temas, os pido que antes de calificarnos como retrógrados, hipócritas, o borregos, os molestéis en tratar de comprender porqué pensamos lo que pensamos.

¿Existe Dios? ¿Por qué el cristianismo y no otra religión? ¿Qué es la fe? Creo en Dios pero no creo en la Iglesia. ¿Es el nasciturus un ser humano? Uniones homosexuales, cielo, infierno, sida, pobreza, riqueza,… Intentaré tratar todos estos temas y más que propongáis o que se me ocurran.

Voy a intentar no utilizar un lenguaje muy técnico y voy a intentar no alargarme demasiado en las entradas. Es muy dificil que abarque el razonamiento completo de todos los temas así que, daré unas ideas básicas en cada entrada y espero que vosotros con vuestros comentarios me preguntéis lo demás y que ahí empezamos el debate.

En todo momento voy a intentar transmitir la visión de la Iglesia y los razonamientos que da para llegar a ciertas conclusiones. Puede que cometa algún error a la hora de intentar expresar con mis palabras estas ideas. Por eso animo que también a través de los comentarios me corrijáis si veis que patino en algún planteamiento, si encontráis alguna inexactitud o cualquier cosa que vaya en contra de la Revelación o de la doctrina de la Iglesia.