5 – Veracidad de los Evangelios

Como muchas de mis entradas se basan en los Evangelios, vamos a ver en esta entrada los principales estudios que se han hecho para demostrar la veracidad, autenticidad e integridad de los Evangelios. Como tampoco soy un exégeta empedernido, no voy a escribir un estudio completo y original sino que haré un resumen de los principales argumentos y os pondré los links a los estudios compeltos 🙂

(extraido de Catholic.net)

Autenticidad

Un documento es auténtico si fue escrito por la persona a quien se le atribuye. Sabemos que los autores de los evangelios son Mateo, Marcos, Lucas y Juan porque existen cerca de 4000 códices griegos y traducciones latinas, coptas y siríacas de los siglos IV al IX que atestiguan esto. Además están los testimonios de algunos escritores y Padres de la Iglesia que pudieron informarse de los autores de los Evangelios.

El examen interno de los Evangelios amplían estos datos y nos dan como fecha de composición de los Sinópticos el año 70 aproximadamente; y Juan hacia finales del siglo I.

Lugar de composición de los cuatro Evangelios:

Mateo: Palestina

Marcos: Roma

Lucas: Roma

Juan: Efeso

El enorme número de códices y el breve período que separa la composición de los evangelios de las primeras referencias a sus autores coloca la autenticidad evangélica en una situación privilegiada respecto a la historiografía antigua. Ejemplos:

Evangelios Sinópticos, Papías 55 años después

Herodoto Aristóteles 100 años después

Cicerón 800 años después

Tucídides Cicerón 300 años después

“Comentarios” de Julio César Plutarco 159 años después

“Anales” de Tácito Suetonio 200 años después

Respecto a las fuentes de los Evangelistas podemos afirmar lo siguiente:

Mateo: discípulo de Jesús, su fuente principal es su experiencia personal, el contacto con el Maestro.

Marcos: discípulo de Pedro, transmite los hechos y dichos de Pedro con particular vivacidad y precisión, aunque también se apoya en la tradición de la iglesia primitiva.

Lucas: compañero de Pablo, investiga con cuidado las fuentes preexistentes a su narración, especialmente lo que se refiere a la infancia de Jesús.

Juan: discípulo de Jesús, elabora un evangelio muy espiritual basado en la meditación profunda de sus experiencias al lado del Maestro.

Historicidad y veracidad

Una vez sabemos que verdaderamente fueron los evangelistas los autores del Evangelio, queda analizar el contenido de los Evangelios para demostrar su veracidad.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los evangelistas no tenían ningún motivo para mentir, ya que lo único que consiguieron fue la deshonra, la persecución y el martirio. Es decir, que si se molestaron en escribir los Evangelios fue por un motivo sobrenatural, ya que humanamente lo más lógico hubiera sido no difundir el testimonio de Cristo, ya que al hacerlo, lo único que encontrabas eran dificultades, hasta el punto de llegar a ser martirizado.

Además, los evangelistas escribieron cuando aún vivían muchos de los testigos oculares que habían visto y oído todo lo que dijo Jesús. Por lo tanto, si los evangelistas hubieran cambiado los hechos, los testigos oculares los hubiesen desmentido.

Originalidad:

Otro rasgo que para mi es muy importante de cara a la veracidad es la originalidad de la figura de Jesucristo. Ningún otro hombre en la historia ha dicho o ha hecho las cosas que se cuentan de Jesucristo. Mucha imaginación tendrían que haber tenido para contar lo que se cuenta en el Evangelio y encima que coincidan los 4 evangelistas.

Cristo es absolutamente original. El fue el único fundador en la historia de las religiones que se presentó a la humanidad como Dios y como hombre al mismo tiempo, como persona en la que subsistían dos naturalezas, una divina y otra humana. Este concepto nunca podría haber sido creación ni idealización ni de los judíos ni de los paganos. Podemos así concluir con certeza que los evangelios son los libros más históricos de la antigüedad cuyo valor sellaron con su sangre sus autores.

Contenidos “vergonzosos”

Para mí, otra prueba de la veracidad del Evangelio, son algunos relatos que humanamente son muy vergonzosos de los propios discípulos de Jesús. Empezando por las tres negaciones de Pedro:

Del Evangelio según san Lucas 22, 54-62

Entonces le prendieron, se lo llevaron y le hicieron entrar en la casa del Sumo Sacerdote; Pedro le iba siguiendo de lejos. Habían encendido una hoguera en medio del patio y estaban sentados alrededor; Pedro se sentó entre ellos. Una criada, al verle sentado junto a la lumbre, se le quedó mirando y dijo: «Este también estaba con él». Pero él lo negó: «¡Mujer, no le conozco!». Poco después, otro, viéndole, dijo: «Tú también eres uno de ellos». Pedro dijo: «¡Hombre, no lo soy!». Pasada como una hora, otro aseguraba: «Cierto que este también estaba con él, pues además es galileo». Le dijo Pedro: «¡Hombre, no sé de qué hablas!». Y en aquel momento, estando aún hablando, cantó un gallo, y el Señor se volvió y miró a Pedro, y recordó Pedro las palabras del Señor, cuando le dijo: «Antes que cante hoy el gallo, me habrás negado tres veces». Y, saliendo fuera, rompió a llorar amargamente.

o por ejemplo cuando Jesús le dice a Pedro “Apartate de mí Satanás” en Mateo 16, 21-25

21 Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.

22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.

23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: !!Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.

24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Si alguien quisiera inventarse una historia, no pondría estos relatos tan “vergonzosos” humanamente hablando sobre el primer Papa.

Y estos son los principales argumentos de la veracidad y autenticidad de los Evangelios que he podido investigar 🙂

Fuentes:

http://mercaba.org/FICHAS/Evangelios/la_historicidad_de_los_evangelios.htm

http://www.aciprensa.com/controversias/evangelios.htm

http://es.catholic.net/temacontrovertido/609/1754/articulo.php?id=1749

http://historicidaddelnuevotestamento.blogspot.com.es/

Video interesante del Dr William Lane Craig

http://www.youtube.com/watch?v=2orBP9OWf-w

Conferencia sobre la historicidad de Jesús:

http://www.youtube.com/watch?v=U0C6k7XjFnw

Referencias históricas no cristianas que demuestran la existencia de Jesucristo:

http://www.youtube.com/watch?v=kKfYGzAtadM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s