4 – Cristianismo

Me decía un amigo…
“Tío, ¿Cómo puedes estar tan convencido de que el cristianismo es la religión verdadera? Si hubieras nacido 1.000 kilómetro más abajo, estarías convencidísimo de que la religión verdadera es el Islam. O podrías haber nacido en cualquier parte del mundo y pensarías otra cosa completamente diferente!”

¿Por qué soy cristiano? La verdad es que viene bien hacerse esta pregunta de vez en cuando. En mi caso en primer lugar es verdad que soy cristiano porque gracias a Dios, mis padres me bautizaron de pequeño y me educaron en el cristianismo. Pero la educación de tus padres te da para ser cristiano hasta que empiezas a tener uso de razón, o más bien hasta que empiezas a hacer uso de ese uso de razón.

Una vez explicada la existencia de Dios y la capacidad del hombre de llegar hasta el conocimiento de su existencia por medio de la razón, ya podemos hablar del Cristianismo.

¿Por qué el cristianismo y no cualquier otra religión? La Iglesia Católica, fundada por Cristo, ¿Es la verdadera Iglesia? ¿Qué criterios afirman que la Iglesia Católica es la verdadera? Aunque este es un tema extenso, voy a intentar responder resumidamente o por lo menos a dar una pequeña reseña para que luego penséis e investiguéis por vuestra cuenta.

Después de reconocer la necesidad de la existencia de un ser superior, desde el principio de la historia de la humanidad, el hombre ha intentado siempre por todos los medios buscar a Dios y conseguir su favor. Desde La Venus de Willendorf del paleolítico, pasando por los dioses griegos, egipcios, romanos, etc hasta llegar a las 3 grandes religiones monoteístas, el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam.

 

La principal diferencia entre el cristianismo y el resto de religiones es que en el resto de Religiones, es el hombre el que busca a Dios. En el cristianismo, es el mismo Dios el que se revela al hombre, no por medio de un simple profeta, sino por medio de su mismo Hijo, Jesucristo.

Por eso, el cristianismo no es una religión de reglas o mandatos, sino que se basa en la figura de un personaje, Jesucristo. No se trata de cumplir unas normas, sino de seguir a una persona, a Jesucristo, Hijo de Dios.

Vamos por tanto a centrarnos en la figura de Jesucristo.
Tenemos como primer hecho que existió realmente un personaje histórico llamado Jesucristo. No vamos a entrar en esto ya que está históricamente demostrado. Si a alguien le interesa puedo escribir otra entrada sobre esto o mejor, podéis corroborarlo aquí: http://www.personalismo.net/PDF/0808/103PersyTrasc.pdf o aquí: http://www.churchforum.org/existio-realmente-jesucristo.htm

Para saber lo que Jesucristo dijo e hizo nos basaremos principalmente en los Evangelios, ya que en estos están recogidas sus enseñanzas y su vida. En la siguiente entrada hablaremos sobre la veracidad de los Evangelios.

Con estas dos bases ya podemos empezar a desgranar las raíces del cristianismo.

El mensaje de Jesucristo es radicalmente original.

El mensaje principal que Cristo nos transmite en el Evangelio es la venida del reino de Dios. “El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios está cerca. Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc 1,15). Con el anuncio del reino de Dios, Jesucristo nos predica la llegada de la salvación y el amor del Padre. Es un mensaje nuevo, radicalmente distinto a cualquier otra religión y cualquier otra predicación anterior. En Cristo, somos elevados a la condición de hijos de Dios, somos librados del pecado y de la muerte.

Lo que quiero decir con esto, es que ningún profeta habló jamás como habla Jesucristo, con sus palabras demuestra que no un simple profeta, sino el mismo hijo de Dios.

Los signos de Jesucristo.

Otra de las razones por las que creo en Jesucristo son los milagros que hizo culminando con el mayor de los milagros: Su propia resurrección.

Jesucristo corrobora la autoridad de sus palabras con milagros. Vemos en varios pasajes del Evangelio diferentes milagros y signos que hizo Jesús que demuestran que no fue solo un profeta, sino que realmente es hijo de Dios.

Este es un punto bastante extenso e intentaré volver a hablar de esto más adelante, ya que hay tratados extensísimos sobre los milagros de Jesucristo y es imposible reducirlos a un párrafo. Pero quiero destacar que Jesucristo con sus obras corroboraba sus palabras, tanto es así que el mismo dijo:
“Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis; pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed por las obras, para que sepáis y conozcáis que el Padre está en mí y yo en Él” (Jn,10, 37).

Hizo varios signos que demostraban su autoridad. Los fariseos, no se explicaban como podía hacer estos signos. Su fama se extendía por toda Jerusalén: Curaba enfermos, devolvía la vista a los ciegos, hacía andar a los cojos y hasta resucita a los muertos. Jesucristo demuestra con sus obras que es el Hijo de Dios, que el es el camino, la verdad y la vida.

Todo lo que predica el cristianismo es bueno para el hombre y acorde con la ley natural.

Analizando el cristianismo a fondo, uno se da cuenta de que toda la doctrina tiende al bien del hombre, no hay nada que vaya en contra de la dignidad del ser humano. Todas las enseñanzas son realmente positivas, empezando por el mensaje principal, el primero de los mandamientos:
“Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y toda tu alma y con toda tu mente”. Este es el gran mandamiento y el primero. El segundo es semejante a éste: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. (Mt 22, 37)
Toda la doctrina del cristianismo se basa en el amor; amor a Dios y amor al prójimo.

Las virtudes cardinales: Justicia, prudencia, templanza, fortaleza. Las virtudes teologales: Fe, esperanza, caridad, y el resto de virtudes: la humildad, pureza, la generosidad, sinceridad, paciencia.

Amor, perdón, verdad, misericordia, vida, etc. Todo lo que predica el cristianismo son cosas buenas para el ser humano y no se predica nada que vaya en contra de su dignidad como puede ser el racismo, el machismo, la esclavitud, el materialismo, la violencia, el odio, la muerte, etc…

Para mí de las partes más bonitas del Evangelio y de la que más jugo se puede sacar es el sermón de la montaña (Mateo 5-7). Si tenéis tiempo leéroslo y comprenderéis lo que es verdaderamente el cristianismo.

Mateo 5,21-24
Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Mateo 5 38-44:
Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

Testimonio de Martirio de los Apóstoles.

Otra de las cosas que me animan a creer en Jesucristo es el testimonio de tantos y tantos cristianos que han dado su vida por Jesucristo. Hay gente que piensa que el cristianismo fue una estrategia de unos hombres que por algún extraño motivo decidieron inventarse una religión. Para mi esto es absurdo porque desde luego los apóstoles no ganaban nada con inventarse que Jesús había resucitado, para ellos hubiese sido mucho más fácil dejarlo pasar y en un par de años se hubiese olvidado todo. Pero en vez de eso deciden predicar la verdad hasta dar la vida. ¿Por qué un hombre decidiría dar su vida por una persona que murió en una cruz, como un bandido más?

O el mismo San Pablo, ciudadano Romano, perseguidor de cristianos, qué le lleva a este hombre a convertirse radicalmente, y dedicarse a proclamar el Evangelio. Un hombre que lo tiene todo y lo deja todo para morir decapitado por Cristo.

Sin duda, todos estos argumentos nos son pruebas irrefutables de la veracidad del cristianismo, pero le hacen a uno pensar si esto no tendrá algo o mucho de verdad.

Anuncios

4 pensamientos en “4 – Cristianismo

  1. Muy buena entrada, vas cogiendo el tono que creo que quieres darle al blog. Especialmente utiles los enlaces de la existencia de Jesucristo segun fuentes laicas

  2. Que cagada de articulo. Dogmatico hasta no poder mas y no explica nada de nada. Por que cristo es el hijo de dios: porque si. Por que la iglesia catolica es la verdadera: por que si. El cristianismo predica lo que es bueno para el humano: no se me ocurre una religion con mas manchas en su moralidad (inquisicion, cruzadas, doble moral, enfermos sexuales) ni una iglesia mas blasfema e hipocrita que la catolica (un rico no pasara por el ojo de una aguja, tampoco los tesoros del vaticano ni las joyas que viste el papa). Pajuo, aterriza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s